Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Ácido Úrico

acido úrico
Ácido Úrico
4.7 (93.33%) 6 votes

¿Qué es el ácido úrico en la sangre?

El ácido úrico es una sustancia química generada en nuestro propio organismo a partir de la descomposición de las purinas, otras sustancias que encontramos en determinados alimentos y que, cuando son excesivas, pueden ocasionar problemas.

El ácido úrico se define como un sólido cuyo aspecto es el de escamas blanquecinas, que está compuesto por carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno y que es ligeramente soluble en agua. Su acumulación patológica hace propenso al organismo a padecer cálculos renales así como otros trastornos, del estilo de la gota, que pueden afectar gravemente nuestra salud.

La mayoría del ácido úrico es disuelto en la sangre, desde donde viaja a los riñones, órgano en el que se eliminará a través de la orina. Así, puede verse cómo este químico no constituye en sí mismo un problema, sino que únicamente cuando el cuerpo produce una cantidad demasiado grande de ácido úrico o bien no lo elimina lo bastante, es cuando puede acarrear consecuencias negativas.

Ácido úrico ¿Cuál es la función principal?

La principal función del ácido úrico, ese ácido débil que se produce en el hígado, en los músculos, en los intestinos, en los riñones y en el endotelio vascular, es el producto final del catabolismo de las purinas (guanina y adenina), a través de la acción de la enzima xantina oxidasa.

De este modo, se trata de una de las sustancias residuales que el cuerpo produce para simplificar la eliminación de desechos. No en vano, es el residuo de la descomposición de las purinas que se contienen primordialmente en alimentos como la carne, el alcohol y los mariscos.

¿Qué ocurre con los niveles altos de ácido úrico?

La hiperuricemia o ácido úrico alto es el resultado de tener exceso de ácido úrico en sangre. El ácido úrico ingresa en el torrente sanguíneo procedente del hígado. Para mantener sus valores normales en sangre, la mayoría se elimina en la orina o pasa a los intestinos.

Los niveles normales de ácido úrico o adecuados para una buena salud han de ser de ente 3,4 a 7,0 mg/DL para los hombres y entre 2,4 a 6,0 mg/DL para las mujeres, que pueden variar dependiendo del laboratorio.

Los niveles altos de ácido úrico han de ser bajados una vez se detecten, si bien ha de tenerse en cuenta que es posible que quien los presente no observe ninguna sintomatología al respecto.

Ácido úrico bajo

El control de los niveles de ácido úrico resulta esencial para alejar los riesgos cardíacos, como sucede en el caso de ácido úrico alto. Ahora bien, tampoco son para nada recomendables los niveles de ácido úrico bajo, que a menudo se manifiestan con una función renal alterada.

También pueden estar causados por la hepatitis viral, en cuyo caso puede o no dar síntomas, pues a veces los mismos únicamente aparecen en su fase aguda en forma de náuseas, moderado aumento de la temperatura corporal y pérdida de apetito y/o energía. Esta enfermedad, al tratarse de una anomalía hepática, lo indican las enzimas GOT. Estos indicadores son enzimas transaminasas que se concentran en los músculos, el cerebro, el hígado y el corazón. Las principales son las GOT y las enzimas GPT. Puedes saber más sobre otro tipo de enzimas, las ggt en este enlace.

Otras de sus causas pueden ser una dieta baja en proteínas de origen animal, problemas en la actividad de los riñones, el abuso de bebidas alcohólicas, el ayuno o la acidosis láctica.

Información relacionada con el ácido úrico

Ácido úrico síntomas

Aunque ya hemos hecho alusión a que el ácido úrico puede cursar sin ninguna sintomatología, es habitual que esta anómala elevación lleve aparejada algunos de los siguientes síntomas:

  • Intenso dolor en el dedo gordo del pie
  • Intenso dolor en las rodillas
  • Fuerte dolor en otras articulaciones
  • Inflamación de las articulaciones
  • Cálculos renales
  • Fiebre
  • Taquicardia
  • Escalofríos
  • Fatiga
  • Problemas al orinar
  • Bultos duros o tofos en las articulaciones

Estos bultos duros o tofos aparecen cuando la hiperuricemia no llega a tratarse o su tratamiento no es el óptimo, por lo que va agravándose hasta dar lugar a estos bultos duros, que son uno más de los posibles problemas secundarios.

Frente a cualquiera de estos síntomas, dolor en riñones, síntomas de la enfermedad de la gota u otros problemas similares, será necesario contactar con un experto y realizar un análisis de sangre más amplio.

Alimentos con ácido úrico

Las personas que sufren de ácido úrico son conscientes de la importancia de una buena dieta para el control de esta condición, garantizando su mejoría. De hecho, los alimentos que ingerimos son los responsables del 30% de esta sustancia.

Por esta razón, ciertos alimentos son objeto de polémica. Habrás escuchado hablar del supuesto aumento del nivel de ácido úrico del tomate. Esta errónea creencia debe ser desterrada pues este saludable vegetal no aumenta el ácido úrico en sangre en absoluto.

En el caso del nivel de ácido úrico y cerveza, hemos de concluir que esta bebida no está recomendada para quienes padecen hiperuricemia ya que el lúpulo es rico en purinas, por lo que no debe tomarse aunque no contenga alcohol.

Existen determinados tipos de dieta específicos para atajar los síntomas dentro de un tratamiento controlado por un experto. Además, los alimentos podrán variar en función del estado de salud del paciente, los niveles de otras sustancias en el organismo o de los síntomas concretos que se hayan desarrollado.

¿Cómo bajar el ácido úrico rápidamente?

Has de saber que los niveles altos de ácido úrico pueden provocar la llamada “gota” o “dolor de gota”, ya que esta elevación hace que los niveles de ácido úrico terminen por cristalizar en las articulaciones causando dolor e inflamación, además de otros problemas de salud. También son frecuentes los cálculos renales.

Será tu médico quien pueda indicarte el tratamiento farmacológico adecuado para equilibrar tus niveles de ácido úrico y también podrás apoyarte en productos de la agricultura ecológica y en determinados alimentos que te ayudarán a bajar el nivel de ácido úrico en sangre.

Aparte de toda la información sobre el ácido úrico, quizás te interese:

El T4 Libre es una hormona producida por la glándula tiroides. La T4 recibe también el nombre de tiroxina. Esta hormona contribuye al adecuado desempeño de múltiples funciones del organismo, entre las que se encuentran el consumo de energía, el ritmo del corazón y el control de la temperatura corporal. El t4 se encarga de consumir la energía del cuerpo y por el contrario, los triacilglicéridos son una de las fuentes de energía del cuerpo.

Antígeno Carnicoembrionario: Es una sustancia que puede encontrarse en la sangre de los pacientes de cáncer de colon y de otros tipos de tumores o enfermedades. También en la sangre de los fumadores. En realidad se trata de un marcador tumoral conocido como ACE. Además de este indicador de tumores, en los análisis de sangre hay otros elementos que también señalan la existencia de tumores. Por una parte, el antigeno-ca-125 y por otra, el ca-19-9 conocido también como el antígeno sializado de Lewis.

La Albúmina es una proteína que se halla en gran proporción en el plasma sanguíneo y que es la proteína principal de la sangre, además de una de las más abundantes en el organismo humano. Es sintetizada por el hígado y crucial para el mantenimiento de la presión oncótica, precisa para distribuir correctamente los líquidos del cuerpo entre el compartimiento intravascular y el extravascular.

Ferritina: esta es otra de las muchas proteínas presentes en el organismo. Proteína que permite controlar los niveles de hierro en el cuerpo. Esta proteína se encarga de almacenar el hierro, sobre todo del hígado, y de su posterior liberación. Aunque la urea es la encargada de repartir las proteínas por todo el cuerpo. Puedes saber más sobre esta en analisisdesangre.online/urea/.

Publicaciones de interés que deberían interesarte:

Video sobre el acido úrico

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!