Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Análisis de Sangre en Embarazadas

Análisis de Sangre en Embarazadas
4.1 (82.86%) 7 votes

¿Cómo se realiza la prueba de embarazo en sangre?

Un atraso en la menstruación suele ser el primer indicio de embarazo en una mujer. Todas las pruebas de embarazo están destinadas a detectar una hormona especial en la orina o sangre que únicamente está presente en las mujeres embarazadas.

Su nombre es gonadotropina coriónica humana o hCG y se produce en el momento en el que un óvulo fecundado se implanta en el útero. Según van pasando los días de embarazo, la hormona se acumula con rapidez en el cuerpo.

Aparte de las pruebas de embarazo caseras, que se adquieren en las farmacias, los análisis de sangre son capaces de indicar el embarazo de una mujer en torno a 6 u 8 días después de la ovulación.

Los tipos de análisis de sangre que utilizan los médicos para comprobar la existencia de embarazo son dos:

  • Análisis de sangre cuantitativo. Llamada también prueba de hCG beta, se encarga de medir la cantidad exacta de hCG de la sangre, detectando incluso cantidades mínimas de esta hormona, lo que le confiere un carácter muy preciso.
  • Análisis de sangre de hCG cualitativos. Se encarga de comprobar si la hormona de embarazo está o no presente, de lo que se deduce una respuesta afirmativa o negativa. Resulta casi tan preciso como la prueba de orina.

Puedes saber más sobre los análisis de sangre en www.analisisdesangre.online

Análisis de sangre durante el embarazo, ¿qué indican?

Los análisis de sangre conforman una importante parte de los controles prenatales. Un procedimiento simple consistente en la extracción de una muestra de sangre de la embarazada y que, sin embargo, aporta información de lo más valiosa en relación a su estado de salud. Estas pruebas son muy importantes en esta etapa pero no en la única. Los niños también se someten a este tipo de pruebas, puedes saber más sobre los pequeños y las analíticas aquí. En el caso de los adultos, hay que tener especial atención con el alcohol en los exámenes de sangre.

Lo normal es que se realice un análisis por trimestre de gestación, resultando cada uno de ellos clave para la prevención de posibles complicaciones futuras, así como para la toma de decisiones sobre los eventuales tratamientos a seguir, por lo que es fundamental someterse a todos ellos.

El análisis de sangre del primer trimestre sirve para conocer:

  • Grupo sanguíneo y factor RH
  • Hemograma y plaquetas
  • Glucemia
  • Hepatitis B y C
  • Serología luética o anticuerpos de la sífilis
  • IgM o anticuerpos de la toxoplasmosis
  • Anticuerpos del SIDA o VIH
  • Anticuerpos de la rubeola
  • Triple screening o cribado bioquímico
  • Test de Coombs indirecto

El análisis de sangre del segundo trimestre sirve para conocer:

  • Hemograma
  • Curva del azúcar o test de O’Sullivan
  • Test de Coombs indirecto
  • Anticuerpos de la toxoplasmosis

El análisis de sangre del tercer trimestre sirve para conocer:

  • Hemograma
  • Pruebas de coagulación

Por tanto, las pruebas realizadas durante el embarazo pueden variar según la semana en la que se encuentre la embarazada y el resultado también mostrará una u otra cuestión según la semana.

En cualquier caso, las pruebas durante el embarazo son esenciales para prevenir cualquier problema posterior con el bebé y con la madre embarazada. Además de los análisis de sangre, también se pueden hacer otras pruebas, como la prueba de orina, que servirán para detectar el estado de salud de madre e hijo.

Si quieres saber qué es un hemograma y tener mucha más información lee este artículo.

Información relacionada con el embarazo

Cambios y síntomas producidos por el embarazo

El lógico aumento de peso durante el embarazo se cifra alrededor de los 12 kilos de media. Lo provocan básicamente el peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico así como el aumento del tamaño del útero, del líquido extracelular y de las mamas.

A los evidentes cambios físicos como el peso y el notable crecimiento de la barriga, acompañan otros menos apreciables a simple vista y que son los responsables de las molestias más frecuentes durante el embarazo, entre los que sobresalen los cambios en la piel, el estreñimiento, el dolor de espalda o el edema.

A nivel hormonal también se observan importantes modificaciones que a menudo se traducen en bruscos cambios de humor o en el experimento de una sensibilidad mayor de la habitual, lo que se explica por la actuación conjunta de cuatro hormonas durante el período de la gestación.

Estas cuatro hormonas son: la aludida HCG, la HPL o lactógeno de la placenta humana (que estimula las glándulas mamarias con vistas a la lactancia), el estrógeno (que estimula el crecimiento del útero para fomentar el desarrollo del feto) y la progesterona (que estimula también el desarrollo de las glándulas mamarias así como en engrosamiento del recubrimiento del útero para la adecuada implantación del embrión).

Otras modificaciones producidas durante el embarazo son de origen respiratorio, digestivo, renal, óseo, circulatorio y nervioso.

No en vano, el volumen sanguíneo de las embarazadas se incrementa entre un 50 y un 80 por ciento para la satisfacción de las necesidades propias del crecimiento del bebé, lo que propicia la dilatación de los vasos sanguíneos, que puede ser el detonante de la aparición de varices, palpitaciones y taquicardia.

Conforme el útero va aumentando de tamaño, los órganos internos se van desplazando de posición ligeramente, mientras se producen cambios posturales del esqueleto que permiten una mejor adaptación al embarazo y la preparación para el parto.

Aparte de toda la información sobre el embarazo, quizás te interese:

ETS. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se contagian de una a otra persona durante el sexo en sus modalidades vaginal, oral o anal. Son más comunes de lo que pudiera parecer y a veces no presentan ningún tipo de síntoma.

Métodos anticonceptivos. Distintas maneras de prevenir embarazos con anterioridad a que sucedan. Existe una amplia variedad de métodos muy seguros y fáciles de usar que permiten a las parejas disfrutar del sexo sin miedo a los embarazos no deseados. Se clasifican en función de su mecanismo de acción y de su composición.

Condón. Un dispositivo de barrera con forma de funda que se utiliza durante una relación sexual para reducir significativamente las probabilidades de embarazo o de contagio de enfermedades de transmisión sexual. También se conoce como profiláctico o preservativo.

Publicaciones relacionadas de interés:

Video sobre la prueba del embarazo a través de un análisis de sangre

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!