Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Basófilos

basófilos
Basófilos
4.7 (94.29%) 7 votes

Definición de Basófilos

Los basófilos son un tipo de leucocitos, o sea, de glóbulos blancos, algo singulares. Se caracterizan por ser los de mayor tamaño y los menos abundantes del flujo sanguíneo.

La importancia de los basófilos es innegable a la hora de regular multitud de funciones del sistema inmunológico y para la defensa del organismo de bacterias, virus y otras amenazas. Su variación de nivel puede servir de indicativo de la existencia de alguna enfermedad que está afectando gravemente tu salud.

Basófilos, ¿Cuál es su función principal?

El tipo de glóbulos blancos que conforman los basófilos pertenece al grupo de los granulocitos, como pueden ser los monocitos (siendo el leucocito de mayor tamaño). No en vano, cuentan con una granulación tan abundante que normalmente recubre el núcleo.

En estos pequeños segmentos los basófilos se encargan de trasladar distintas sustancias destinadas a defender el cuerpo. Podría decirse que su función primordial es la de activación de las respuestas alérgicas del organismo.

Del mismo modo que ocurre con los eosinófilos, el origen de un basófilo se ubica en la médula ósea, considerándose factores cruciales para la regulación de la respuesta inflamatoria del cuerpo ante ciertas infecciones causadas por parásitos. Esenciales en la buena salud de una persona, por tanto.

Los basófilos tienen la capacidad de salir del torrente sanguíneo para desplazarse hacia los tejidos internos del organismo, lugar donde se efectúa la desgranulación, o lo que es lo mismo, la liberación de granulaciones en las zonas donde se precise.

Basófilos altos y bajos, niveles correctos

Una persona sana se calcula que cuenta con una proporción de este tipo de leucocitos que ronda del 0,5% al 1% del total de los que tiene en circulación. Esto se traduce en que en los recién nacidos estaríamos hablando de unas 100 células por microlitro y en los adultos de unas 40 células por microlitro.

¿Qué pasa si tengo los Basófilos altos?

La basofilia aparece cuando, como resultado del recuento de basófilos, se constata que su número se ha disparado al alza. En estos casos, puede temerse que dichas células se encuentren batallando con una concreta infección, lo que promueve que el organismo cuente con niveles de basófilos altos que afecten a su salud.

Tal es la respuesta del cuerpo cuando pretende indicarnos que sufre una infección o un virus y que, como consecuencia de ello, sus valores se están desequilibrando. El mencionado aumento de basófilos va a propiciar la destrucción de los glóbulos rojos desgastados, por lo que un cambio en el número de estas células puede estar alertando de ciertas enfermedades.

La leucemia y otros tipos de cáncer pueden estar relacionados con la basofilia o los altos niveles de basófilos. No obstante, también aparecen otras enfermedades de menor gravedad relacionadas con esta patología como pueden ser la anemia, más o menos severa, la inflamación de los intestinos o algunas dificultades respiratorias.

Por ello, un análisis completo de sangre a tiempo puede parar el avance de ciertas enfermedades o infecciones y que el médico en cuestión ponga un tratamiento adecuado preventivo.

Niveles bajos de Basófilos ¿Qué ocurre?

La basopenia o condición de basófilos bajos, está relacionada habitualmente con la leucopenia. Asimismo puede interpretarse como un síntoma de una infección y, en las mujeres, de la ovulación. También puede estar producido por una reacción adversa de un medicamento que actúe suprimiendo la acción del sistema inmunológico.

Es una alteración más difícil de detectar ya que en ocasiones aparecen los basófilos 0, es decir, que los niveles de basófilos llegan a estar cercanos a 0, lo que actúa como indicativo secundario de enfermedades principales, por lo que no hay que restar importancia a su aparición.

Estos niveles bajos o basopenia son la causa de múltiples problemas en el organismo y es necesario un análisis de sangre de recuento de niveles que proporcione toda la información necesaria a los especialistas sobre posibles problemas derivados. No es la única condición para la activación de ciertas enfermedades pero su detección a tiempo será esencial.

Información relacionada con los Basófilos

La histamina como componente de los Basófilos

Entre los componentes esenciales de estos gránulos se encuentra la histamina, una sustancia de lo más utilizada por el sistema inmune, además de por el cerebro y por el tubo digestivo

La histamina destaca por sus múltiples funciones en relación al organismo humano, que incluyen el modular la respuesta inmunitaria y el inhibir la coagulación sanguínea. Presente en cantidades sustanciales en plantas y animales, las células la utilizan como mensajera.

Su papel es determinante en casos de intolerancias alimentarias, en alergias y en procesos del sistema inmune en general. Las células principales que efectúan la fabricación de histamina son los basófilos y los mastocitos.

Ambos son componentes del sistema inmune y la almacenan en su interior en forma de gránulos, en compañía de otras sustancias. Ahora bien, no son las únicas que llegan a sintetizarla, haciéndolo también las células enterocromafines de la región del píloro y de las neuronas de la zona del hipotálamo.

Enfermedades asociadas a los niveles altos de Basófilos

Las patologías relacionadas con los basófilos altos son el asma u otros tipos de enfermedades respiratorias (dado que las vías respiratorias tienden a inflamarse), la leucemia y algunos tipos de cáncer, en los que las células aumentan de tamaño, lo que incide igualmente en los niveles, la enfermedad de Crohn, que inflama los intestinos y en particular el intestino grueso y la anemia, ya que al destruirse los glóbulos rojos, el sistema sanguíneo no puede oxigenarse como debería.

Enfermedades asociadas a los niveles bajos de Basófilos

Son múltiples las causas que dan lugar a la basopenia, destacando algunas tan simples como el consumo de corticoides, el estrés, la ovulación o el embarazo. Pese a ello, no deben pasarse por alto, pues podrían estar indicando patologías mucho más graves como ciertos tipos de cáncer, leucopenia, alergias severas o hipotiroidismo / hipertiroidismo.

Su tratamiento va a depender de la enfermedad principal diagnosticada, si bien cuando el objetivo a lograr es el incremento del nivel de basófilos, habrás de comenzar por tu dieta.

Aparte de toda la información sobre los Basófilos, quizás te interese:

Muchos glóbulos blancos pueden ser lo que comúnmente se denomina como blastos y cuyo nombre es el de mieloblastos. Unas células inmaduras que forman la sangre pero que no suelen encontrase en ella, cuyo funcionamiento es distinto del de los glóbulos blancos normales.

Los Mielocitos son otras de las células inmaduras que forman parte del subconjunto de las células blancas fagocíticas, pertenecientes al sistema inmunológico. Creadas por la médula ósea, donde residen, algunas anomalías las sitúan en la sangre. Su maduración y definición como células fagocíticas se producen dentro del proceso de la hematopoyesis.

Los Metamielocitos o mielocitos son representantes inmaduros de los glóbulos blancos compuestos por una forma grande y circular del núcleo. En cuanto al citoplasma, está lleno de inclusiones granulares o gránulos. En condiciones naturales, los mielocitos, una vez alcanzada la madurez, han de generar en granulocitos segmentados.

Páginas que deberían interesante también:

Video sobre los Basófilos

 

Fuentes y Referencias:

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!