Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Ferritina

ferritina
Ferritina
4.6 (92%) 5 votes

¿Qué es la Ferritina y qué indica?

La ferritina es una proteína intracelular que tiene como función principal el almacenamiento del hierro del organismo, fundamentalmente en el hígado, así como su posterior liberación de manera controlada.

Dicho de otro modo, la ferritina sería como un amortiguador que nos ayudaría a controlar los niveles excesivamente elevados o bajos de hierro en el cuerpo. También interviene en otros procesos asociados, como en la absorción del hierro, en el metabolismo del hierro a nivel celular o en la producción de la hemoglobina.

Por esta razón resulta importantísimo que contemos con una concentración óptima de ferritina en sangre, pues el aumento o la disminución de ferritina, puede ocasionar complicaciones.

Ferritina valores normales

Los valores de referencia o niveles normales de ferritina van a depender de la edad y del sexo de la persona. En los hombres debe rondar entre los 12 y los 300 ng/mL (nanogramos por mililitro) y en las mujeres entre los 12 y los 200 ng/mL.

Los bebés recién nacidos cuentan con un nivel de ferritina alta, que ronda entre los 400 y los 600 ng/mL, lo mismo que sucede con las mujeres menopáusicas que alcanzan entre los 300 y los 400 ng/mL, niveles que disminuyen notablemente durante el embarazo, etapa en la que incluso hay que compensar la falta de ferritina con complementos de hierro.

Podemos averiguar los valores de la proteína en nuestro cuerpo gracias a una analítica de sangre que mostrará si el resultado es normal o hay otras cuestiones a tener en cuenta que afecten a nuestra salud.

Sobre la Ferritina alta en sangre

Niveles de ferritina alta suelen estar indicando la existencia de alguna enfermedad o patología subyacente, del tipo de la osteoporosis, ciertos problemas del corazón, la artritis o la cirrosis hepática.

Así las cosas, la ferritina elevada cursa con diversos síntomas, según la condición del paciente, que incluyen la fatiga, el excesivo agotamiento, el oscurecimiento de la piel, los dolores abdominales y los dolores en las articulaciones por deposición de hierro. Por tanto, es importante observar los cambios en la piel, en la sangre o en el organismo que podrían estar causando esta proteína para evitar que los valores descompensados de la misma deriven en enfermedades o complicaciones en la salud del paciente.

¿Por qué tengo Ferritina baja?

La causa más común de que se presenten niveles de ferritina baja es la existencia de anemia, que puede estar causada por tres factores distintos:

  • Deficiencia de hierro, debida a una mala absorción de hierro por parte del sistema digestivo.
  • Mala utilización del hierro por los glóbulos rojos, que no desarrollan correctamente el proceso pese a que hay cantidades suficientes.
  • Padecimiento de anemia crónica. Una modalidad en la que no es posible la regeneración de todos los glóbulos rojos que mueren cada día.

La deficiencia de ella en el organismo es un asunto a tener en cuenta por los profesionales médicos.

¿Cuál es la diferencia entre Hierro y Ferritina?

La primordial diferencia entre hierro y ferritina es que el hierro es un microelemento esencial en el ser humano, que no funciona en el mismo por sí solo y la ferritina es una forma de la funcionalidad del hierro en los procesos vitales, o sea, enzimas y proteínas asociadas con procesos del metabolismo de transporte y de control.

Por otra parte, pese a que la transferrina también es una proteína muy relacionada con el hierro, debemos diferenciarla de la ferritina.

Información relacionada con la Ferritina

Causas de la ferritina alta: hemocromatosis

La hemocromatosis es una enfermedad en la que el exceso de hierro se acumula en el cuerpo. Existe una forma de ferritina alta que es hereditaria y que recibe el nombre de hemocromatosis genética, si bien existen también otras formas de hemocromatosis adquirida.

La hemocromatosis adquirida puede estar provocada por transfusiones sanguíneas, ya que las mismas pueden ocasionar una excesiva acumulación de hierro en el organismo.

La concentración excesiva de ferritina en sangre también puede estar causada por el conocido como Linfoma de Hodgkin, tumores hepáticos del estilo de la leucemia, infecciones, enfermedades que cursan con inflamación sistemática o reumatismos, una alimentación demasiado rica en hierro o suplementos vitamínicos, diabetes mellitus tipo 2, hipertiroidismo o enfermedades del hígado.

Causas de la ferritina baja

Algunas de las enfermedades que causan un descenso en la cantidad de glóbulos rojos son el alcoholismo, la talasemia, la disminución de glóbulos rojos y de hemoglobina a la que puede estar expuesto un cuerpo tras una intervención quirúrgica, como consecuencia de una hemorragia y ciertos tipos de anemia, como la anemia mediterránea o beta talasemia o la anemia por carencia de transporte.

Ferritina baja en embarazadas

Durante el período de gestación de la mujer, lo normal es que desciendan los niveles de hemoglobina, igual que los de ferritina que se hallan en la sangre, provocando anemia en muchas ocasiones. Ello hace que se recomiende la medición del nivel de ferritina 3 durante el embarazo.

Además, lo ideal es dotar al organismo de una alimentación y suplementación con alto contenido en hierro, para que tanto la madre como el bebé, disfruten de la mejor salud posible. La información sobre los niveles se obtiene a través de analíticas. Si quieres, puedes leer más sobre ellas.

Gran parte de las mujeres embarazas padecen la denominada anemia gestacional, lo que recomienda la subida de la reserva de hierro, al objeto de que no se desarrollen ulteriores complicaciones. Esta falta de hierro no afecta a la salud del bebé, salvo en casos grasos, sino que debilita a la madre, que estará más irascible.

Aparte de toda la información sobre la Ferritina, quizás te interese:

GOT/AST. Las transaminasas se conocen también por las siglas GOT o AST (también TGO) y son unas herramientas cruciales para el adecuado diagnóstico de las enfermedades del hígado. Estas enzimas son parte integrante del hepatograma o el conjunto de pruebas de laboratorio que identifican las alteraciones en la función tanto del hígado como de las vías biliares. Otro tipo de transaminasas son las gpt, aprende más de ellas aquí.

Antígeno CA 125. La CA 125 es una proteína que se encuentra en mayor proporción en las células del cáncer ovárico que en otras células. Por esta razón es interesante realizar un análisis de CA-125 en la sangre a las mujeres a las que se les ha diagnosticado este tipo de cáncer, como un modo óptimo de determinar si el tratamiento para el cáncer de ovario está funcionando o no. Además de este, hay otros dos más marcadores tumoriales. Por una parte, el análisis ca 19.9 y por otro el análisis carcinoembrionario.

Triglicéridos. Los triglicéridos son un tipo de grasa que se halla en nuestro organismo y que constituye una de las formas que utilizan las células del cuerpo para almacenar energía. Es tan importante su presencia, como el hecho de que se mantengan dentro de sus niveles normales. Si quieres saber más sobre estos, haz click aquí. El colesterol también es otra de las grasas que hay que controlar, puedes leer más.

GGT. Una enzima sintetizada en el hígado. Como función principal tiene crear un antioxidante de las células llamado glutatión. También se pueden localizar en los riñones, en el brazo, en el páncreas, en el corazón o incluso en el cerebro. Aprende más en este link.

Glucosa. Azúcar que se encuentra en la sangre y que proviene de los alimentos ingeridos. Es el principal combustible de las células. Este componente no solo está presente en los alimentos dulces, también en los hidratos de carbono. ¿Quieres saber más de la glucosa de la sangre? https://www.analisisdesangre.online/glucosa/

 

Otras publicaciones que te pueden parecer interesantes:

Video sobre la Ferritina

Fuentes y referencias

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!