Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Mastocitos

Mastocitos
4.5 (90%) 4 votes

¿Qué son los mastocitos y cuál es su función principal?

Los mastocitos, también denominados células cebadas, son unas células del tejido conjuntivo que se originan por células hematopoyéticas. Pertenecen a las células mieloides o mieloidocitos. Se encuentran en la mayoría de los tejidos del organismo y sintetizan y almacenan la histamina y la heparina.

Mientras que el basófilo sale de la médula ósea en estado maduro, los mastocitos circulan de manera inmadura. Los mastocitos comparten junto con los basófilos una única célula progenitora de basófilos/mastocitos que a su vez proviene de forma directa de la célula progenitora mieloide.

En cuanto a la formación del mastocito, precisa la expresión por parte de la citada célula progenitora de un factor de transcripción que se conoce como proteína alfa de unión a CCAAT/Amplificador. En el caso de que la célula progenitora no lo exprese, la célula estará predestinada a diferenciarse en basófilo.

Origen de los mastocitos

Los mastocitos se describieron por primera vez por Paul Ehrlich en la tesis doctoral que llevó a cabo en 1978 sobre la base de sus características únicas de tinción y gránulos grandes. Unos gránulos que le llevaron a la errónea creencia de que su existencia estaba abocada a la nutrición del tejido circundante, razón por las que les dio el nombre de Mastzellen, término alemán que se traduce como “engorde”.

¿Qué indican los mastocitos altos?

Los mastocitos altos en determinados tejidos y órganos se denominan mastocitosis y es una enfermedad que termina por afectar al sistema inmunológico. En una persona sana, lo normal es que los mastocitos se encuentren principalmente en su piel, en el sistema respiratorio y en el tracto digestivo.

Puedes conocer más enfermedades relacionadas con los glóbulos blancos en este artículo.

Síntomas de los mastocitos altos

Dado que los efectos de los mastocitos guardan una estrecha relación con una reacción alérgica, gran cantidad de síntomas de la mastocitosis van a ser similares a los de una reacción alérgica extrema, incluyendo:

  • Inflamación de la nariz, garganta y oído. Se debe a que la función primordial de los mastocitos es la guarda de las formas de la piel y de entrada en el organismo. Así, una sobrepoblación de mastocitos va a traducirse en un exceso de histamina, especialmente notable en el tracto respiratorio superior.
  • Aumento de la intolerancia a ciertos alimentos. El aumento de los mastocitos llevará consigo el incremento de alergias a los alimentos y la amplificación de la reacción a ellos.
  • Vómitos, náuseas y diarrea. Un exceso de células cebadas igualmente implicará un efecto notorio sobre el sistema gastrointestinal superior, que conllevará una inflamación del esófago efectuada por el consumo normal de alimentos.
  • Problemas nutricionales y de mala absorción. Los efectos producidos por las células cebadas en el sistema gastrointestinal superior pueden llevar aparejados problemas en el intestino delgado.

Información relacionada con los mastocitos

¿Cuál es el papel de los mastocitos en la respuesta inmune?

Los mastocitos son células reguladoras consideradas esenciales en la modulación de procesos alérgicos e inflamatorios. Es más, en compañía de las células dendríticas y de los monocitos conforman la primera línea de defensa frente a los antígenos del estilo de parásitos o bacterias. También se hallan implicados en las reacciones frentes a los alérgenos del medio ambiente.

Mastocitos y alergias: una reacción estrecha

Como mediadores que son de la inmunidad ante antígenos ambientales, los mastocitos se encuentran implicados en reacciones de alergia e hipersensibilidad, lo que resulta del reconocimiento de antígenos (polvo, polen, etc.), que a priori pudieran parecer inocuos.

Los individuos muy sensibles a un concreto antígeno pueden sufrir una excesiva reacción pro-inflamatoria que se derive de la desgranulación masiva de los mastocitos. Una reacción inflamatoria que sería la responsable de los síntomas que se observan en los pacientes con alergias alimentarias o con asma alérgica.

Tumores asociados con los mastocitos

Las células cebadas están implicadas en la fisiopatología de múltiples enfermedades, entre las que se encuentran asma, trastornos gastrointestinales, anafilaxis, alergias y diversos tipos de enfermedades cardiovasculares y de tumores malignos.

La mastocitosis es una enfermedad rara caracterizada por la proliferación de mastocitos. Existen dos formas:

  • Cutánea: involucra exclusivamente a la piel
  • Sistemática: compromete multitud de órganos

La razón se halla en que los mastocitos, para poder fagocitar compuestos de considerable tamaño (lo que incluye astillas), sufren endomitosis, que da lugar a la división del núcleo sin la división del citoplasma, creando de esta manera mastocitos demasiado grandes.

Tipos de mastocitos

Se han identificado dos tipos de mastocitos humanos mediante técnicas inmunohistoquímicas en pulmón, piel e intestino delgado. Ambos tipos aceptan mejor el líquido de Carnoy que la formalina.

  • El primer tipo contiene las proteasas neutras, la triptasa y la proteinasa quimiotréptica. Su nombre es célula cebada TC.
  • El segundo tipo únicamente contiene triptasa. Su nombre es mástil T.

Aparte de toda la información sobre los mastocitos, quizás te interese:

AC anti tiroglubina. El análisis de anticuerpos antitiroglobulina (TgAb) es utilizado para la medición del nivel de anticuerpos que el organismo genera contra la tiroglobulina. Por su parte, la tiroglobulina es una pequeña glándula en forma de mariposa que se encuentra en el cuello, siendo una proteína de la glándula tiroides. Sirve para controlar el crecimiento y el metabolismo.

Histamina. La histamina es un compuesto cuya actuación en el organismo es de hormona y neurotransmisor. Cumple una función determinante en las reacciones alérgicas y en el sistema inmunitario, o sea, en aquellos aspectos relacionados con los cuerpos extraños que se introducen en el organismo. También regula la producción de ácido gástrico del estómago y la motilidad del intestino.

Heparina. Sustancia natural anticoagulante que existe habitualmente en todos los tejidos del organismo humano, particularmente en el hígado, los pulmones y los músculos. Su densidad de carga es la más alta de las conocidas entre todas las biomoléculas. En cuanto a su verdadera misión en el cuerpo, es todavía incierta.

Posts interesantes que deberían agradarte:

Video sobre los mastocitos

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!