Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Monocitos

monocitos
Monocitos
4.6 (92%) 5 votes

Monocitos, qué son y qué papel juegan en el sistema inmune

Los monocitos son el tipo más grande de glóbulos blancos existentes en el organismo humano, cuya acción es esencial para el funcionamiento del sistema inmune. Unas células altamente fagocítalas producidas en la médula ósea y que viajan a través del flujo sanguíneo, migrando con posterioridad a distintos tejidos como hígado, pulmones, huesos y cavidades serosas.

Además de los minocitos, la sangre cuenta con otras células de menor abundancia como son los basófilos para las funciones de defensa. O los eosinófilos, que también mantienen el cuerpo humano sano, luchando contra las infecciones.

Después de estar 24 horas en sangre, los monocitos, o leucocitos de gran tamaño, llegan a atravesar el endotelio de los capilares o bien las vénulas poscapilares, alcanzando al tejido conectivo, lugar en el que se diversifican a gran velocidad en macrófagos.

Valores recomendados de Monocitos en sangre

La concentración de este tipo de leucocitos en sangre ronda del 4 al 8 % de la totalidad de los leucocitos en sangre. Estas células forman la “primera línea de acción”del sistema inmunológico por cuanto se comen los microorganismos nocivos para el cuerpo humano.

Para conocer el nivel de monocitos de una persona, han de compararse los resultados con los valores normales de monocitos en sangre o valores de referencia.

Monocitos altos, ¿Qué significa?

La monocitosis es la condición médica en la que se presenta una elevación de la presencia de monocitos cuyos síntomas incluyen debilidad, fatiga, fiebre o sensación general de malestar en el paciente.

Pese a ello, no existen unos síntomas específicos que se asocien al desarrollo de la monocitosis, por lo que la mayoría de los pacientes solo tendrán conocimiento de ella a través de análisis rutinarios de sangre o mientras se buscan evidencias de otras enfermedades. Ello es debido a que los síntomas de tener monocitos altos son fácilmente confundidos con los de otras condiciones médicas. Por ejemplo, las patologías más comunes en los glóbulos blancos puedes leerlas haciendo click aquí.

Se dice que un adulto presenta monocitos altos cuando su concentración es de más de un 8% respecto a la totalidad de los glóbulos blancos en circulación sanguínea, mientras que en el caso de los niños, este porcentaje de monocitos altos se eleva al 10% respecto de la misma totalidad.

Significado de Monocitos bajos

La monocitopenia es la condición médica en la que se presenta un nivel bajo de monocitos. En la misma línea de lo anterior, los monocitos bajos en sangre tampoco cuentan con unos síntomas claros que hagan sospechar tal circunstancia. En todo caso, la persona cuyo recuento de monocitos es bajo, puede que sufra alguna infección con síntomas parecidos a la gripe como dolor de garganta, tos, fiebre y escalofríos.

Para diagnosticar monocitos bajos en sangre habrá de realizarse un completo goteo a partir de una muestra sanguínea del paciente, si bien una biopsia de médula también puede servir de ayuda al respecto.

Monocitos absolutos en sangre

Un conteo que dé como resultado un nivel anormal de monocitos absolutos en sangre puede estar reflejando cambios en el estado de salud del paciente. Tanto si los monocitos están bajos como si están altos suponen una alerta de que algo no funciona bien en el organismo.

Por ello, los análisis de sangre son esenciales para conocer toda la información sobre el estado general del organismo y constatar una buena salud del mismo. El recuento de este tipo de leucocitos aporta información necesaria para mantener un estado normal y saludable.

Información relacionada con los Monocitos

Enfermedades asociadas a los Monocitos altos

Partiendo de la base de que el nivel de monocitos en sangre aumenta considerablemente cuando el organismo se encuentra combatiendo una concreta infección, un conteo que arroje monocitos altos o monocitosis puede deberse a:

  • Infecciones virales. La monocitosis suele estar causada por infecciones del estilo de la tuberculosis y la sífilis, así como por trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide o el lupus. Otras causas pueden ser la mononucleosis infecciosa y ciertas infecciones bacterianas.
  • Trastornos de la sangre. La leucemia, la enfermedad de Hodgkin y el Mieloma Múltiple pueden también producir monocitos altos, como ocurre con la sarcoidosis.
  • Infecciones bacterianas. Las infecciones por Rickettsias o bacterianas que garrapatas, pulgas y piojos transmiten a los humanos pueden ser igualmente causa de elevación de monocitos.

Enfermedades asociadas a los Monocitos bajos

Las únicas enfermedades susceptibles de ser causadas por monocitopenia o recuento bajo de monocitos son las que se asocian directamente con una ausencia o disminución de la producción de monocitos.

Los tipos más comunes de infecciones causadas por monocitos bajos son infecciones por bacterias que se encuentran en la zona del tracto gastrointestinal o urinario o bien sobre la piel. Un nivel bajo de monocitos también puede ser debido a una respuesta a la liberación de toxinas en sangre por determinados tipos de bacterias (endotoxemia) o como efecto de la recepción de quimioterapia.

Alimentos para establecer los niveles adecuados de monocitos

El restablecimiento de los niveles óptimos de monocitos resulta fundamental, dado que estos organismos celulares podrían llegar a causar inflamación, dañando tejidos y vasos sanguíneos, al punto de afectar la circulación sanguínea hacia el corazón.

Los alimentos que mejoran los niveles de monocitos son los típicos de la dieta mediterránea, los ricos en ácidos grasos Omega 3, los que tienen un elevado contenido en betacaroteno, las carnes y los productos lácteos.

Aparte de toda la información sobre los Monocitos, quizás te interese:

Los Linfocitos son un tipo de glóbulo blanco que es parte crucial del sistema inmunitario. Su función es la de proveer de defensas al sistema inmunitario. Trabajan eliminando las impurezas que puedan causar daños al sistema sanguíneo, evitando de este modo que bacterias, infecciones y alergias invadan el cuerpo. Células blancas encargadas de las funciones de defender el cuerpo humano.

La Leucemia es un cáncer de sangre que consiste en la proliferación de una cantidad anómala de células de la sangre de una forma incontrolada. Dichas células anómalas llegan a infiltrar la médula ósea, lo que impide que las restantes células normales continúen produciéndose, invadiendo la sangre y otros órganos.

Llamamos Hematíes a los glóbulos rojos, que también se denominan eritrocitos, representan el tipo más habitual de entre todas las células existentes en la sangre humana. La producción de estos hematíes o glóbulos rojos se lleva a cabo enunas células de los riñones, siendo un proceso que controla y regula la hormona que recibe el nombre de eritropoyetina.

Aprende más sobre los resultados de los análisis de sangre:

Video sobre los Monocitos

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!