Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Neutrófilos

Neutrófilos
4.1 (82.5%) 8 votes

¿Qué son los neutrófilos y cuál es su función sanguínea?

Los neutrófilos son unos agentes de defensa que van recorriendo nuestro sistema sanguíneo y que constituyen el tipo de glóbulos blancos más comunes de nuestro organismo, al conformar hasta el 70% de los leucocitos. Aunque las células que crean la primera línea de defensa frente a los agentes extraños son los mastocitos.

Además, los neutrófilos cuentan con la misión de ser los primeros en llegar a combatir las infecciones una vez producidas, plantando cara a virus y bacterias. Unas células producidas en la médula ósea, cuyo promedio de vida se cifra entre los tres y los cuatro días. Estos glóbulos están presentes en la médula ósea junto a las células blásticas.

Valores recomendados de los Neutrófilos en el cuerpo

Resulta esencial que los valores de los neutrófilos se encuentren dentro de unos determinados niveles para propiciar el buen estado de salud de los individuos. El recuento medio de neutrófilos de un adulto ha de oscilar entre los 2.000 y los 8.000 y se realiza a través de un análisis que se conoce como RAN, siglas correspondientes al término Recuento Absoluto de Neutrófilos.

Entonces, ¿qué puede estar ocurriendo en tu cuerpo si dicho recuento arroja una cifra demasiado baja o demasiado alta de neutrófilos?

Aumento de los valores de los Neutrófilos

Un recuento demasiado elevado de neutrófilos altos puede ser el indicativo de una infección o de una determinada patología. Es posible que tu organismo esté intentando reaccionar ante alguna inflamación o infección que a veces puede ser perceptible a simple vista, dado que estos agentes defensivos constituyen uno de los componentes primordiales del pus.

La neutrofilia o el contar con neutrófilos altos, también obedece a otras causas entre las que pueden citarse las quemaduras, el estrés físico, ciertas enfermedades como la anemia mieloide crónica o la toma de concretos medicamentes.

Neutrófilos bajos

La neutropenia o el contar con neutrófilos bajos, puede ser causa de que tus defensas no estén actuando correctamente, lo que daría lugar a la fácil invasión en tu organismo por parte de virus y bacterias. Ciertas causas que provocan neutrófilos bajos suelen ser desde fuertes infecciones, problemas congénitos e hiperesplenismo hasta anemia megaloblástica y cáncer así como otros problemas asociados a la médula ósea.

Por tanto, la neutropenia es algo serio a tener en cuenta dado que la escasez de este tipo de glóbulos blancos afecta a la salud de la sangre, a los órganos y todo el organismo en general. Es importante que el médico cuente con toda la información necesaria para cuidar de la salud del paciente y evitar problemas posteriores que se agraven con infecciones, cáncer y otro tipo de enfermedades graves.

Qué son los neutrófilos segmentados

Los neutrófilos segmentados son un tipo de organismos inmunes que se contraponen a los neutrófilos bandas. Se caracterizan por estar en pleno estado de madurez y por ser poseedores de al menos dos lóbulos distintos en su núcleo. En cuanto a las implicaciones de tener los neutrófilos segmentados altos o bajos, son las ya mencionadas.

Son esenciales dado que los neutrófilos segmentados trabajan a través de los tejidos para combatir virus, bacterias o gérmenes que puedan ocasionar problemas en la salud del organismo, así como ser la respuesta del mismo ante estímulos inflamatorios propios de una infección.

Constituyen entre un 40 y un 75% de los glóbulos blancos considerados periféricos. Es importante no contar con niveles bajos ni altos de este tipo de glóbulos en sangre.

Polimorfonucleares neutrófilos

Los neutrófilos, junto con los basófilos y los eosinófilos son leucocitos polimorfonucleares o, lo que es lo mismo, glóbulos blancos que también reciben el nombre de leucocitos granulares, granulocitos o PMN.

Los eosinófilos, junto a los basófilos, se encargan del mantener el sistema inmune del organismo lo más saludable posible. Si quieres obtener más información sobre estas células blancas, puedes hacerlo en esta web.

Información relacionada con los neutrófilos

El sistema inmune y el de formación de la sangre se coordinan

Recientes estudios demuestran el mecanismo a través del cual una eliminación masiva de neutrófilos, termina alterando la médula ósea y produciendo la salida de células madre en dirección al torrente sanguíneo.

Resulta sorprendente el nivel de coordinación de estos dos fundamentales sistemas, el defensivo y el hematopoyético o de formación de la sangre, al punto que no son descartables determinadas implicaciones en la formación de metástasis, dado que es posible que las células madre malignas implicadas en la formación tumoral llegaran a aprovecharse del indicado mecanismo.

Incidencia de la generación de grasas naturales en el organismo

Ni que decir tiene que resulta esencial que el cuerpo genere grasa natural para poderse desenvolver a la perfección, entre las que sobresale el colesterol. La cuestión es que tales sustancias se generan a través de la dieta que ingerimos, propiciando dos tipos de colesterol: el que se conoce como bueno o colesterol HDL, de alta densidad y necesario para el organismo y el colesterol malo.

Una efectiva manera de conocer si sufrimos enfermedades hepáticas o relacionadas con la bilis es mediante el alcalino de nuestra sangre, por lo que tu médico puede proponerte una prueba de fosfotasa alcalina.

Cuando se padecen asma y otros problemas respiratorios, las células de los basófilos se levantan contra infecciones y bacterias, a lo que el organismo responde con un alto nivel de basófilos. Mucha más información sobre estos leucocitos singulares en este artículo.

Aparte de toda la información sobre los neutrófilos, quizás te interese:

Plaquetas.Pequeños fragmentos de células de la sangre que cumplen el cometido de formar coágulos sanguíneos con los que sanar las heridas y prevenir el sangrado. Producidas por la médula ósea, el problema surge cuando su número disminuye o las existentes no consiguen su fin. Su tratamiento depende de la causa que origine tal deficiencia.

Bilirrubina.Pigmento biliar de tonalidad amarillo anaranjado que segrega el hígado para facilitar la digestión de las grasas, logrando que el organismo la elimine mediante las heces. Si este órgano no funciona correctamente, puede dar lugar a un aumento de bilirrubina en sangre, que se traduciría en enfermedades como la anemia, el hígado graso, la litiasis biliar y la cirrosis.

Urea.Producto que resulta del desecho del metabolismo de las proteínas por parte del cuerpo. En el caso de que los riñones no estén cumpliendo como deben sus funciones, la urea se termina por acumular en el torrente sanguíneo, produciendo un indeseable aumento de su concentración.

Otros posts interesantes que puedes leer:

Video sobre los Neutrófilos

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!