Saltar al contenido
Análisis de Sangre

Plaquetas o trombocitos

Plaquetas o trombocitos
4.5 (90%) 6 votes

Plaquetas o trombocitos, ¿qué son?

Las plaquetas o trombocitos son pequeños fragmentos de células sanguíneas, producidos por la médula ósea. Los problemas surgen cuando una persona cuenta con pocas o con demasiadas plaquetas o bien cuando las mismas no cumplen adecuadamente su función.

¿Cuál es la función principal de las plaquetas en la sangre?

La función principal de las plaquetas es la formación de coágulos de sangre que sirvan de ayuda para sanar las heridas y prevenir el sangrado. No en vano, en el momento que un vaso sanguíneo se lesiona, las plaquetas se adhieren a la zona dañada, distribuyéndose a lo largo de la superficie con el objetivo de detener la hemorragia (proceso conocido como adhesión).

Paralelamente, pequeños sacos que se ubican en el interior de las plaquetas y que se denominan gránulos comienzan a liberar señales químicas (proceso conocido como secreción). Estas sustancias químicas son las encargadas de atraer al sitio a otras plaquetas, provocando su aglutinamiento y formando el tapón plaquetario (proceso conocido como agregación).

En ocasiones el tapón plaquetario resulta insuficiente para detener la hemorragia. No obstante, si la herida fuera grande, otras proteínas que responden al nombre de factores de coagulación se reclutan en el área de la lesión. Los factores de coagulación trabajan en equipo sobre la superficie de las plaquetas, formando y solidificando el coágulo de sangre.

Valores recomendados

Los valores recomendados de plaquetas en sangre son de 150,000 a 400,000 por microlitro (mcL) o 150 a 400 × 109/L.

Cuando las plaquetas trascienden los valores recomendados, el individuo padece un trastorno de la función plaquetaria que se traduce en una patología en la que las plaquetas no funcionan como deberían hacerlo, provocando una cierta tendencia a las hemorragias o moretones. Si el tapón plaquetario no se forma de modo adecuado, la hemorragia probablemente continúe más tiempo del normal.

Plaquetas altas, ¿qué indican?

En la medida que las plaquetas desempeñan múltiples funciones en la coagulación sanguínea, los trastornos de la función plaquetaria pueden originar eventos hemorrágicos de intensidad diversa.

Tener plaquetas altas en sangre supone una alteración del cuerpo que se llama trombocitosis y que puede deberse primordialmente a un comportamiento extraño de la médula ósea que produce plaquetas en exceso (trombocitosis primaria o esencial) o bien como síntoma de que se padece una enfermedad subyacente (trombocitosis secundaria).

¿Qué sucede con las plaquetas bajas?

La condición de salud caracterizada por un nivel bajo de plaquetas o trombocitos se llama trombocitopenia. Ante la sospecha de padecerla se debe acudir al médico y seguir todas las indicaciones que este especialista indique respecto al tratamiento a seguir y a la posible modificación de los hábitos alimenticios.

Información relacionada con las plaquetas

Causas y síntomas de plaquetas altas

El origen de las plaquetas altas puede ser muy diverso, lo que hace que en ocasiones deban realizarse multitud de pruebas, por la posible confusión en el diagnóstico.

Entre las causas de las plaquetas altas se encuentran:

  • Infecciones virales o bacterianas. Una de las manifestaciones más recurrentes de este tipo de infecciones es la descontrolada y excesiva producción de plaquetas, que puede generarse como mecanismo de defensa ante la reacción inflamatoria.
  • Alimentación deficiente. Un déficit nutricional se hace más notorio cuando se pone de manifiesto un índice muy bajo de ciertos elementos como el hierro.
  • Existencia de un tumor cancerígeno. La trombocitosis es un indicador de tumores cancerígenos del estilo del estilo del pulmonar o colorrectal.
  • Trastornos del riñón. Padecimientos como el síndrome nefrótico o la insuficiencia renal se evidencian con un elevado nivel de plaquetas.
  • Otras enfermedades. El nivel de plaquetas también se puede disparar como respuesta a una lesión tisular, provocada por una cirugía mayor o bien por factores como la extirpación del bazo.
  • El ejercicio físico poco acorde a la edad o un corte tajante en el consumo de alcohol también pueden provocar la elevación del nivel de plaquetas.

Solo el 50% de los casos de trombocitosis presentan síntomas, por lo que a veces el diagnóstico se produce incidentalmente.

Causas y síntomas de plaquetas bajas

Los motivos de que el recuento de plaquetas descienda de manera alarmante pueden ser de la más variada naturaleza. Es vital un correcto diagnóstico que incluya la causa subyacente de las plaquetas bajas, pues de lo contrario se logrará aumentar el volumen de plaquetas temporalmente, pero no que tal situación perdure, puesto que las plaquetas se continuarán destruyendo o produciéndose a niveles por debajo de los recomendados.

Entre las principales causas de plaquetas bajas se encuentran:

  • Anemia aplásica
  • Deficiencia de folato y de vitamina B12
  • Cirrosis
  • Infecciones en la médula ósea
  • Quimioterapia
  • Leucemia
  • Infecciones virales como el dengue
  • Síndrome mielodisplásico
  • Bazo Inflamado
  • Ingesta de ciertos medicamentos
  • PTI (trastorno de trombocitopenia inmune primaria)
  • CID (trastorno de coagulación intravascular diseminada)
  • PTT (trastorno púrpura trombocitopénica trombótica)

Los síntomas de plaquetas bajas comprenden: debilidad, cansancio y fatiga, dolor muscular, pérdida de apetito, hematomas, hemorragias en nariz, boca y encías así como erupciones en la piel o petequias.

Aparte de toda la información sobre las plaquetas, quizás te interese:

Fórmula leucocitaria. Un análisis de sangre que realiza la medición de la cantidad de cada tipo de glóbulo blanco presente en el organismo. Los glóbulos blancos o leucocitos son parte del sistema inmunitario, la red de células, tejidos y órganos que trabajan en colaboración para protegerlo de las infecciones.

Recuento de eritrocitos (RBC). Un análisis de sangre que sirve al médico para conocer la cantidad de eritrocitos o glóbulos rojos (RBC) en la sangre. El recuento eritrocitario es fundamental en la medida que los RCB contienen hemoglobina, encargada de transportar oxígeno a los tejidos del organismo. En cuanto a la cantidad de RCB, afecta a la cantidad de oxígeno que los tejidos reciben.

Hemoglobina A1c. Un análisis de sangre usado para el diagnóstico de la diabetes, así como para ayudar a su control. La prueba se encarga de medir el nivel promedio de glucosa de los dos o tres últimos meses, indicando en general la eficiencia de su plan de tratamiento. No sirve para reemplazar la medición diaria del nivel de glucosa, que revela el nivel de azúcar en sangre en el momento.

Otros posts interesantes sobre los análisis de sangre:

Video sobre los trombocitos

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!