Saltar al contenido
Análisis de Sangre

VSG o Velocidad de Sedimentación Globular

VSG o Velocidad de Sedimentación Globular
4.6 (92%) 5 votes

¿Qué es la VSG o Velocidad de Sedimentación Globular?

La Velocidad de Sedimentación Globular, conocida por sus siglas VSG o eritrosedimentación y más popularmente como “Velocidad en la sangre”, es una prueba de laboratorio que se utiliza con frecuencia en medicina. Fue descubierta y desarrollada por el médico polaco Edmund Biernacki.

¿Por qué y cuándo hacer el análisis VSG?

La necesidad del análisis VSG viene de la posibilidad de detectar la presencia de inflamación causada por diversos factores entre los que se encuentran infecciones, enfermedades autoinmunes y tumores. También es fundamental para monitorizar específicos trastornos del tipo de la polimialgia reumática, arteritis de la temporal o artritis reumatoide.

El análisis VSG debe efectuarse siempre que el médico piense que la sintomatología esté asociada a una causa inflamatoria y cuando los signos y síntomas están relacionados con los trastornos mencionados, como pueden ser dolores de cabeza, dolores en hombros o nuca, anemia, falta de apetito, dolor pélvico, pérdida de peso sin razón aparente y rigidez muscular.

Examen VSG: cómo se hace y qué indica

Ya hemos mencionado que el examen VSG se realiza con mucha frecuencia y que sus resultados pueden indicar desde la simpleza de un resfriado, hasta la gravedad de una enfermedad inflamatoria como una pancreatitis aguda o artritis, pasando por una infección causada por bacterias.

El examen VSG mide la velocidad de la separación existente entre los glóbulos rojos y el plasma (parte líquida de la sangre) por acción de la gravedad. La evidencia de un proceso inflamatorio en el torrente sanguíneo da lugar a la formación de proteínas que cuentan con la facultad de disminuir la velocidad de la sangre, acelerando a su vez la Velocidad de Sedimentación Globular, lo que provoca una VSG alta, es decir, por encima de 8mm en los hombres y 10 mm en las mujeres. Por tanto, los niveles normales de esta prueba deben estar por debajo de dichos valores.

Qué sucede con VSG alta

La Velocidad de Sedimentación Globular alta puede deberse a factores diversos, cuyo significado no siempre es grave. Es más, un simple golpe con hematoma ya sirve para mostrar una VSG más alta de lo normal, por lo que debe ser un médico quien interprete sus resultados en su globalidad.

Entre las distintas causas que pueden provocar una VSG alta se encuentran: infecciones de gravedad diversa, embarazo, períodos menstruales, problemas de tiroides, anemia, problemas renales, trastornos autoinmunes, vasculitis, tuberculosis, artritis reumatoide, fiebre reumática, tumores, sífilis, etc.

Niveles bajos de VSG, ¿por qué?

La VSG baja o VSG disminuida apenas es tenida en cuenta, considerándose normal en la mayoría de los análisis que sus valores sean bajos e incluso 0. No obstante, tener VSG baja puede estar indicando algún padecimiento relacionado con los glóbulos rojos, como la policitemia o elevada cantidad de glóbulos rojos y hasta la deformación de los mismos (esferocitosis, drepanocitosis, etc.). Aunque el tamaño de estas células rojas se mide con el procedimiento VCM.

Entre los factores que pueden propiciar la VSG baja se encuentran el tabaquismo y la toma de ciertos medicamentos del estilo de esteroides, anticoagulantes, EDTA, oxalatos y trimetoprima.

Información relacionada con la VSG

¿Es útil a día de hoy la técnica de VSG?

La VSG es un examen muy sensible que consigue detectar con facilidad una inflamación, pero cuenta con el hándicap de no ser demasiado específico, o lo que es lo mismo, de no poder indicar el tipo, el lugar en el que se encuentra o la gravedad de la inflamación o infección que ataca al organismo.

Esta es la razón por la que los niveles de VSG han de ser evaluados por el médico, quien identificará la causa en función de la evaluación clínica, pudiendo pedir que se realicen otros exámenes complementarios como puede ser PCR, indicativa igualmente de la presencia de una inflamación o bien una hematología completa.

Los expertos consideran que esta prueba no debe solicitarse en personas asintomáticas, mientras que en pacientes que presenten sintomatología e inespecífica exploración, la probabilidad de que padezcan una grave enfermedad es muy baja, por lo que puede hacerse un seguimiento clínico sin necesidad de iniciar la búsqueda de una enfermedad oculta. A la vez que se analiza la posibilidad de padecer otras dolencias derivadas de los glóbulos rojos.

Sin embargo, la utilidad de la VSG es elevada en el diagnóstico de las enfermedades reumáticas, como la arteritis de la temporal y la polimialgia reumática, siendo menor para su seguimiento. En lo relativo a la artritis reumatoide, se le puede conceder valor cuando la exploración física sea dudosa.

Su utilidad desciende en relación al despistaje del cáncer oculto. En el cáncer ya diagnosticado, una cifra que supere el valor de 100 es con bastante probabilidad sugestiva de metástasis.

En pacientes de la tercera edad ingresados en hospitales como crónicos, cuya salud empeora notablemente, una importante elevación de la VSG aumenta mucho las posibilidades de presentar una enfermedad.

Como factor pronóstico en el seguimiento de la enfermedad de Hodgkin es muy útil.

Un aumento de la cifra de VSG por encima de 100 tiene muchas posibilidades de estar indicando una importante enfermedad como una infección, enfermedad autoinmune o cáncer con metástasis (por orden de frecuencia).

Así las cosas, la VSG es una técnica fácil, rápida y barata pero cuya solicitud debe ceñirse a las situaciones en las que su utilidad clínica ha quedado demostrada.

Aparte de toda la información sobre la VSG, quizás te interese:

Hemograma completo. Consiste en un recuento de los elementos celulares de la sangre como son las plaquetas, las células rojas y las células blancas. Un análisis que incluye los índices, es decir, el contenido de hemoglobina de la célula roja o diámetro de las células.

Panel básico metabólico. Se trata de un análisis de glucosa y electrolitos (potasio, sodio, cloro y dióxido de carbono). El nivel de glucosa tiene la capacidad de revelar la diabetes, una de las enfermedades más frecuentes en España. La glicemia es una prueba sencilla y económica que ayuda a conocer sus niveles, con el objeto de que el paciente se mantenga vigilante en lo que respecta a su salud.

Perfil tiroideo. Las pruebas de laboratorio que permiten evaluar la función de las glándulas tiroides o también confirmar o excluir el hipertiroidismo son T3, T4 total, T4 libre y TSH. Las que detectan el hipertiroidismo son T4 total, T4 libre y TSH.

Posts similares sobre componentes de la sangre:

 

Video sobre la VSG

DMCA.com Protection Status

 

Autor: María Rodríguez

error: Content is protected !!